Home   Quiénes somos   Filosofía

Filosofía

Nuestra filosofía se basa en los conceptos pedagógicos de “aprendizaje a través del juego y total inmersión en la lengua inglesa”.

La originalidad de nuestra propuesta consiste en la utilización de diferentes actividades lúdicas para acercarnos a los niños y estimularlos a descubrir el mundo. “Cuanto más divertida y dinámica sea la clase más interesado estará en niño en aprender”.
Sumado a esto, la metodología de total inmersión, utilizada ya por más de 30 años con excelentes resultados, ofrece la ventaja de ensenar un segundo idioma a los niños en situaciones cotidianas con lo cual aprenden a comunicarse en el mundo real. “Contrariamente a lo que la gente cree el lenguaje es algo que no se aprende ni se ensena sino que crece en nuestra mente en un ambiente en particular, así como como sucede con nuestro cuerpoNoam Chomsky. Con nuestro sistema de enseñanza bilingüe con profesor nativo los niños entienden intuitivamente que el lenguaje es algo a explorar, con lo que jugar y disfrutar. Su entusiasmo es no solo contagioso sino también efectivo y la rapidez con la que pueden adquirir nuevas palabras es casi ilimitada.

Según Glenn Doman, cada bebé tiene un potencial de inteligencia mayor al que Leonardo Da Vinci jamás usó de manera que es posible estimular ese potencial para crear niños intelectualmente más avanzados.

Por que aprender idiomas a edad temprana?

El cerebro de una persona se desarrolla en los primeros 3 años de vida, periodo en que es altamente receptivo a incorporar diferentes formas de información. La capacidad de aprender idiomas es máxima durante ese periodo pero luego decrece hasta casi desaparecer en la pubertad.
Es por ello que se dice que los niños tienen la “habilidad natural de aprender idiomas y que aprenden como esponjas”. Dicho aprendizaje estimula el crecimiento neuronal ( los niños bilingües tienen una mayor densidad de materia gris) así como el desarrollo del lado derecho del cerebro asociado a las emociones. Aprender idiomas a edad temprana es como llevar el cerebro al gimnasio!.
Los efectos son impresionantes los niños bilingües y multilingües no solo son más extrovertidos y creativos, sino que obtienen mejores resultados en test escolares estandarizados tales como el SAT (Scholastic Aptitude Test) y desarrollan más rápidamente la habilidad de la lectura, entre otras ventajas.
Sumado a lo anterior, los oídos de los niños son tan sensibles que aprenden a copiar sonidos de manera mímica más efectiva que los adultos y por ello adquieren el idioma con acento nativo.